«Una maraña» de fundaciones para defraudar al Atlántico a través del Plan de Alimentación Escolar, PAE, develó la Fiscalía. La institución ha revelado cómo se contrataba con fundaciones sin experiencia.

A través de fundaciones de papel, desde la Secretaría de Educación, se celebraron contratos del Plan de Alimentación Escolar en Atlántico entre los años 2016 y 2017.

La Fiscalía tiene las evidencias de irregularidades, pues las fundaciones no tenían la experiencia requerida.

«Se pudo establecer que hay una comunidad de elementos fácticos que involucran de manera conjunta la conducta de los aquí indiciados”, indicó el fiscal [e] Fabio Espitia.

Develó la Fiscalía un grupo de personas que conforman un esquema de control financiero de los contratos.

“En este caso el esquema de control financiero se encuentra liderado por el señor Alejandro Hernández Vidal, prófugo de la justicia en este momento […], controla distintas entidades sin ánimo de lucro y sociedades comerciales valiéndose de familiares y amigos”, agregó el fiscal.

Alejandro Hernández Vidal ejerció control sobre una empresa sin ánimo de lucro que se desprestigió por la prestación de un mal servicio, y debido a ello cambió el nombre a Fundación Colombia Digna. Luego tomó el control de la fundación sin ánimo de lucro, Fundación Rey de Reyes, inicialmente representada por Uriel Reyes, que luego se denominó Fundación Alcanzando Nuestros Sueños.

«Con este esquema se apropió de recursos públicos en cuantía superior a los 3.352 millones de pesos”, añadió.

Al secretario de Educación del Atlántico y otros tres capturados un juez de control de garantías le resolverá su situación jurídica el próximo 30 de diciembre. La Fiscalía les imputó los delitos de interés indebido de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, abuso de función pública y falsedad en documento público y privado.