Uno de los más altos oficiales de la Policía que podría ser relevado de su cargo actual es el general Carlos Ramiro Mena, inspector general de la institución. Él tiene varias investigaciones pendientes.

En su calidad de inspector de la Policía, el general Mena debe hacer cumplir los fallos judiciales y sancionar, en materia disciplinaria, a los uniformados que incumplan el reglamento. Pero, al parecer, evadía esas órdenes en algunos casos.