Pérdidas millonarias para los sectores productivos de la región, son algunas de las consecuencias de los cuatro días que ya completa cerrada la vía  Bogotá – Villavicencio.

Jorge Andrés Arango, director Fenalco en el Meta, afirmó que «muchos de los sectores afectados son por ejemplo el pecuario, que sabemos que por las demoras en la vía, el ganado y la porcicultura pierden peso durante esos trancones y estos cierres. También el tema agrícola, pues los productos perecederos quedan atrapados en la vía o en las fincas, incluso muchos de los productos frutales se quedan sin llegar al destino».

Igual situación vive el sector hotelero de la región, Catalina Niño, directora de Cotelco en el Meta, sostuvo que «cuando están con cierres intermitentes en la vía se habla de pérdidas de 960 millones de pesos, ahora con cierres definitivos perdemos entre 1100 y 1500 millones de pesos diarios».

La preocupación de los gremios una vez sea reabierta la vía, es que quede el temor en los viajeros de posibles nuevos cierre y se abstengan de visitar los Llanos Orientales.