El exsenador Álvaro Uribe Vélez hizo presencia en el homenaje al fallecido cantante de música popular Darío Gómez en Coliseo de voleibol, Yesid Santos de Medellín, lugar donde el cadáver del ‘Rey del Despecho’ fue velado en cámara ardiente.

Allí, el también expresidente le dio un último adiós al mayor exponente del género popular en Colombia.

Con emoción, Uribe manifestó que Darío, con su música, alivió las penas, tristezas y pesadumbres en los colombianos que escucharon sus canciones.

“Hemos venido a rendirle un homenaje sencillo al maestro Darío Gómez. Darío queda alojado en el alma popular, yo diría que oportunamente curó las aflicciones de muchos corazones colombianos, expresó Uribe.