Una menor de tan solo 10 años de edad estaba secuestrada por su padrastro quien tuvo una discusión con la mamá de la menor.

La madre de la niña denunció que el sujeto luego de enterarse que terminarían su relación amorosa, en un acto de furia, la agredió con un arma blanca, le incineró la casa donde vivía y se llevó sin rumbo conocido a su hija.

Lea más: Grave choque entre un bus y un camión deja 10 muertos y 22 heridos

Luego de que la mujer puso en conocimiento lo sucedido a las autoridades del Gaula, inició un operativo para rescatar a la menor.

Los hechos ocurrieron en una vereda del municipio de Ayapel, Córdoba.

La niña fue trasladada a un establecimiento médico para verificar las condiciones de su salud, reestablecer sus derechos y posteriormente regresarla al seno de su hogar.