Hasta el momento el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) ha remitido 1.454 solicitudes a las autoridades judiciales, donde 268 solicitudes han sido aprobadas, 198 han sido negadas y las demás se encuentran en revisión.

Lo anterior por cuenta del Decreto 546 de 2020 por medio del cual se adoptan medidas para sustituir la pena de prisión y la medida de aseguramiento de detención preventiva en establecimientos penitenciarios y carcelarios por la prisión y la detención domiciliaria transitorias en el lugar de residencia a personas que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad frente al COVID-19.

De las solicitudes aprobadas 18 son mayores de 60 años (tres mujeres, 15 hombres); tres hombres por enfermedades catastróficas, cinco por delitos culposos (cuatro hombres, una mujer); 111 por condenas menores de cinco años (102 hombres, nueve mujeres) y 87 por el 40 % de la pena cumplida (82 hombres, cinco mujeres).