Los líderes de las Farc tienen programado ir al panteón militar del cementerio Jardines de Paz para honrar a los militares muertos en un acto de reconciliación y solicitud de perdón.