El Ministerio de Educación Nacional entregó a la Procuraduría General de la Nación la propuesta de reforma estructural del Programa de Alimentación Escolar (PAE), que busca superar las complejidades y desafíos en los procesos de contratación y ejecución que hoy tiene esta estrategia.

La propuesta, que contiene siete puntos y recoge aportes del Ministerio de Hacienda, del Departamento Nacional de Planeación (DNP), y actores del sector educativo, plantea soluciones tendientes a lograr que esta iniciativa de permanencia de niños y jóvenes en los colegios oficiales sea más eficiente y transparente, blindando los recursos y mejorando su financiación.

Asimismo, mantiene el principio de descentralización y fortalecimiento de las capacidades de los entes territoriales como su eje fundamental.

Yaneth Giha, ministra de Educación Nacional, aseguró que si bien el PAE tiene complejidades (que se deben superar a la mayor brevedad), este programa debe continuar debido a su incidencia en que los estudiantes sigan yendo a los colegios para formarse y tengan más oportunidades de lograr sus sueños a través de la educación.

“Es claro que tenemos varios retos con el PAE, como focalizarlo en la población escolar que más horas permanezca en las aulas y que esté en condición de vulnerabilidad, ruralidad, discapacidad y en las zonas rurales dispersas; garantizar la estabilidad y oportunidad presupuestal de las fuentes de financiación que aporta la Nación, y contar con una figura administrativa que desarrolle las bases para la formulación de la política nacional de alimentación escolar, entre otros”, aseguró la Ministra.

En este sentido, explicó Giha, la propuesta de reforma al PAE contiene siete puntos básicos que se articularían a través del Sistema de Apoyo Nutricional Escolar.

Algunos de esos puntos serían la generación de mecanismos que le den mayor transparencia al uso de los recursos y administración de los mismos en las 95 entidades territoriales, estabilización de fuentes presupuestales y fortalecimiento de la información  y focalización de beneficiarios, y un plan de mejoramiento de infraestructura escolar, entre otros.