Es tal la despreocupación por la salud de los cirujanos estéticos, que en muchas ocasiones implantaron prótesis mamarias sobre tejidos con cáncer, que no se preocuparon por analizar. Los verdaderos profesionales hacen un llamado.

Es claro que la única forma de hacer diagnóstico temprano de tumores malignos, aún antes de que generen cualquier síntoma como la presencia de masas, secreciones o cambios en la piel es mediante la realización de imágenes mamarias.

«La mamografía es el estudio de elección para la detección de cánceres tempranos sabemos que la mamografía ha disminuido en un 25% la mortalidad por cáncer de mama con el diagnóstico temprano de las lesiones cancerosas» explicó Sebastián Quintero, mastólogo.

La ecografía también es útil para el diagnóstico de lesiones en mujeres jóvenes. Estos exámenes deberían hacerse siempre. Los especialistas han encontrado que algunas pacientes que se someten a cirugías cosméticas no se hacen los exámenes de rigor y esto puede ser un riesgo para su salud.

Publicidad

«Desafortunadamente en reducciones mamarias o cuando sacan algún nódulo sin algún estudio previo pueden encontrar lesiones que pueden tener algún riesgo de generar un cáncer o incluso se han detectado cánceres en ese tipo de procedimientos cosméticos» agregó Quintero.

La recomendación que hacen los especialistas como mastólogos y oncólogos es que antes de cambiarle la anatomía a los senos se verifique por medio de una mamografía o ecografía que lo que se va a operar está sano y apto para una intervención estética.