Llegó este viernes a Barranquilla la draga Uilenspiegel que adelantará trabajos urgentes de calado. Por 26 días no pudieron ingresar embarcaciones con calado superior a los 8.5 metros.

La draga belga llegó este viernes a Barranquilla para adelantar los trabajos de emergencia que requiere el canal de acceso al puerto de Barranquilla que sufre restricciones en la navegabilidad desde el pasado 11 de junio.

“Va a ser muy importante el trabajo a realizar que está generando restricciones en la zona de Bocas de Ceniza, sobre todo en la zona marítima, y hemos calculado aproximadamente unos 50.000 metros cúbicos que tenemos que dragar», sostuvo Alfredo Varela, director de Cormagdalena.

Después de que se drague en la desembocadura del río se trabajará en otros puntos establecidos por las autoridades portuarias, dijo el director de Cormagdalena.  

«Este es un contrato que tiene vigencia hasta el 31 de diciembre, lo que vamos a autorizar ahora es una primera campaña de dragado, no nos vamos a consumir todos los recursos que hay para la ejecución del contrato. Vamos a establecer lo que necesitamos para dejar en óptimas condiciones el canal de acceso al Puerto de Barranquilla», agregó Varela.  

El contrato que se ejecutará por parte de la firma Dredging International es por 6.500 millones de pesos.