Con el compromiso de reconstruir la cultura de lo público para garantizar la igualdad y priorizar la reparación a las víctimas de actos de corrupción, la vicepresidenta de la República, Francia Márquez Mina, instaló -este jueves- el foro “El cambio es cero corrupción”, evento que se llevó a cabo en la Universidad Externado, en el marco de la conmemoración del Día Nacional de Lucha contra la Corrupción.

“El gran desafío para el Gobierno, en cabeza de nuestro Presidente Gustavo Petro y en cabeza mía, como vicepresidenta, así como de toda la sociedad colombiana es acabar con la cultura de creer que como es público podemos hacer lo que queramos y no es así. Tenemos que reconstruir la cultura de lo público porque es sagrado, de lo público depende la vida de la gente, el derecho mío y el de los demás. Si fomentamos esa cultura del respeto y reconocimiento por la dignidad humana y por el derecho del otro, podemos avanzar”, expresó la alta funcionaria.

Lea más: MinJusticia anuncia proyecto para despenalizar fenómenos como el narcomenudeo

Enfatizó en que la pobreza en algunas regiones, es reflejo de la corrupción que ha permeado diferentes esferas de la sociedad.

“Somos de los países más desiguales e inequitativos de la región. Y eso obedece, en gran parte, a actos de corrupción, que no sólo tienen que ver con el hurto de los recursos de la Nación, sino también con los procedimientos al interior de las mismas instituciones del Estado y en cómo se distribuyen los recursos. El fin esencial de nuestro Estado es velar por la dignidad humana y si hay una comunidad que está en condiciones de vulnerabilidad, ahí hay corrupción”, expresó la vicepresidenta.

Mire más: Denuncian robo masivo en el cerro de Monserrate

Así mismo, enfatizó en las acciones que llevarán a un verdadero cambio.

“Nuestro programa de gobierno es una apuesta por los derechos de todas y todos, para que en Colombia la niñez no muera de hambre, para que la gente no tenga que pagar por agilizar un trámite; para que nuestros jóvenes accedan a la infraestructura educativa prometida; para que los miembros de la administración pública protejan a las poblaciones”.