Hay luto y dolor en el municipio de Luruaco, en el centro del Atlántico, por la muerte de cuatro integrantes de una familia. La última fallecida es una médica que tenía 6 meses de embarazo.

La médica Angélica Romero, de 28 años de edad, es la cuarta integrante de su familia en fallecer en 15 días, víctima del COVID-19, en Luruaco.

 

Mira además: Colombia, tercer país del mundo en nuevas muertes por COVID-19

 

El drama de esta familia inició el 5 de junio con la muerte de Dayson Zarco, su esposo. 10 días después falleció Luz Dary Castellanos, madre de Angélica, y el 18 de junio, su papá Rodolfo Romero, quien había sido alcalde del pueblo.

La joven médica tenía seis meses de embarazo. Era su primer hijo y los médicos lograron salvarlo, pero está en la Unidad de Cuidados Intensivos de una clínica en Barranquilla.

“Estamos muy tristes, estamos muy acongojados, por la pérdida de estas cuatro personas que pertenecen a una misma familia aquí en Luruaco. La familia Romero Castellanos, una familia que son y siguen siendo útiles para nuestra comunidad, a pesar de haber fallecido”, indicó uno de los amigos de la familia.

 

 

Mira además: Con más de 100 mil muertos, Colombia entre los 10 países con más víctimas por COVID-19

 

La unión en la familia era total. Angélica le iba a dar el primer nieto a su papá Rodolfo.
En Atlántico, 8.865 personas han fallecido como consecuencia de la pandemia. En el departamento son 2.474 los casos activos de COVID-19 y son 261 las personas hospitalizadas. La ocupación general de camas UCI en Barranquilla en este momento es de 64.5 por ciento.