La magia de la Navidad llegó al zoológico de Cali, árboles hechos con fresas, muñecos de zapallo y sorpresas rellenas de exquisitos manjares fueron los regalos que recibieron los animales que integran el lugar.

Susan Posada, del zoológico de Cali, indicó que «el propósito es el bienestar de los animales, adicional el bienestar de los cuidadores, porque es tal la conexión con los animales que es un placer para ellos generar este tipo de regalos y darles un día especial a todos ellos».

La muestra de amor de los cuidadores con regalos alimenticios fabricados manualmente, son disfrutados por miles de visitantes.

Ronald Reyes, uno de los turistas, dijo que es «muy bonito, es la primera vez que vengo y me parece maravilloso».

Lilia Cabrera, otra de las turistas del zoológico indicó que «fabuloso, hasta una hormiga que nos pique hay que mimarla».

Este tipo de maravillosas experiencias son conocidas como enriquecimientos ambientales y benefician a 2500 animales de 230 distintas especies.