Los cuatro departamentos que pierden $ 3.8 billones al año por ineficiencia en la cadena productiva de alimentosnacional

Los cuatro departamentos que pierden $ 3.8 billones al año por ineficiencia en la cadena productiva de alimentos

Carlos Ramírez - 24 de septiembre del 2019 6:50 pm

En la región Central de Colombia se desperdician $ 3.8 billones de pesos anuales, ese es el sobrecosto que genera la ineficiencia en la cadena productiva de alimentos, dinero que prácticamente se va a la basura.

La región Central está conformada por Bogotá, Cundinamarca, Boyacá, Tolima y Meta, en estos lugares se producen 4.8 millones de toneladas de alimentos al año.

Para la entidad que los asocia, la Región Administrativa de Planeación Especial- RAP-E, existe una gran preocupación en reducir las ineficiencias que existen en la cadena de abastecimiento de alimentos.

“Esa es una ineficiencia en la cadena que se está presentando, específicamente en la intermediación, donde hay más de 8 intermediarios en algunos productos. En la manipulación se está desaprovechando un 34 % de los alimentos que se producen en la región Central, hay subutilización de las plazas de mercado y en el transporte que es bastante ineficiente, lo que se traduce en unas pérdidas de sobrepasan los 3.8 billones de pesos anuales”, manifestó Fernando Flórez, gerente de entidad.

Dada esta situación, la Región Administrativa de Planeación Especial- RAP-E organizó una serie de mesas territoriales con todos los actores involucrados en la producción, transformación, distribución y consumidores para la formulación del plan de abastecimiento.

Dicho por Flórez, “lo que pretende el plan de abastecimiento es organizar la cadena desde el momento de la producción, teniendo una asistencia técnica a pequeños y medianos productores; intervenir en la cadena de oferta y demanda; en el transporte y tratar de organizarla de la mejor manera para que no se sigan presentando las dificultades que hoy se presentan”.

Dentro de las metas del plan de abastecimiento están el reducir las pérdidas y desperdicios, garantizar la seguridad alimentaria en la región Central, lograr una mejor planificación de los cultivos y las cosechas; incluso, reducir las emisiones de CO2 al tener óptimas rutas de distribución, entre otras.

Transcurrida la primera mesa técnica, algunas de las propuestas fueron: Mejores estrategias para la tecnificación del campo; articulación entre los transportadores y productores con las empresas logísticas y la puesta en marcha de políticas públicas para incentivar el arraigo al campo.

Los costos de la producción siguen siendo muy altos, además requieren de la asistencia técnica pertinente según la línea productiva de cada territorio.

La RAP-E continuará su gira regional escuchando las necesidades y propuestas de los actores de la cadena de abastecimiento el próximo lunes 30 en el auditorio de la Cámara de Comercio de Ibagué, Tolima; el 8 de octubre en el auditorio David Mejía de la Universidad de la Sabana y el 10 en Bogotá.

Carlos Ramírez