Los regaños de Ómar Ambuila a su hija, para que no ‘ventilara’ lujos y excentricidades en redes sociales

Sebastián Bedoya - 8 de abril del 2019

En varios audio quedó evidenciada la manera en la que Ómar Ambuila, funcionario de la DIAN de Buenaventura, capturado el pasado 29 de marzo por haber permitido, presuntamente, el ingreso de toneladas de contrabando a cambio de dinero, le pedía a su hija cerrar las redes sociales en las que presumía varias excentricidades y que finalmente sirvieron en la investigación que se adelantaba en su contra.

Jenny Ambuila alardeaba autos lujosos, ropa exclusiva y viajes permanentes así como el estudio en una prestigiosa universidad, lo que despertó la curiosidad de las autoridades y en efecto sirvió para capturar al hombre que de manera fraudulenta permitía el ingreso de contrabando al país.

En los audios recolectados por las autoridades, se escucha la manera en la que Ómar le pedía a su primogénita cerrar las redes sociales.

Ómar Ambuila: «tuve un problema serio con eso de Jenny, estuvo hablando con esa gente, me acabó de llamar, José Manuel se agarró a mostrar».

Elba Chará, esposa de Ómar y madre de Jenny: «Que a su papá lo quieren montar a un puesto porque ya al capitán lo sacaron y hay gente envidiosa, y ya le mostraron a Emilson todos esos videos suyos del Instagram y Facebook, y como la gente es envidiosa, para que a su papá no lo dañen en ese puesto”.

OA: «Que deje eso privado, Emilson me dijo, me mostró todo eso de ahí, es el mismo problema».

OA: “Esa pendejada que deje de estar jodiendo con ese Instagram. ¿Qué le interesa a la gente lo que ella tenga o deje de tener?”

En un segundo audio, se evidencia el malestar en Ómar Ambuila, pues insiste en que debe clausurar o cambiar a privadas sus cuentas argumentando que las fotografías expuestas le traería problemas, su esposa intenta calmarlo.

EC: «Ella (Jenny) dice que ahí se vio una foto».

OA: “Un poco de carros ahí”

EC: “Cómo se puede entrar. Aponte no está dentro de los amigos”.

OA: “Cuando lo tienen abierto entra cualquiera”.

EC: “Yo no quiero estar con peleas, entre usted y ella”.

EC: “Yo ya le dije a ella, yo qué hago Ómar, ella me explicó me dijo que había cerrado. Ahora háblale a ella”.

Luego de notar otra publicación, el angustiado funcionario amenazó con no ayudar más a su hija pues lo estaba poniendo al descubierto en su red de corrupción.

OA: “Yo no sé, yo no le voy a ayudar para nada”.

EC: “Hablamos después que estoy en una reunión”.

Estás pruebas fueron fundamentales en la judicialización y en las investigaciones que continúan tras la pista de más vinculados a la red.