Desde la cámara de comercio de Bucaramanga, los empresarios de alimentos, cuero, calzado, medicamentos y energéticos anunciaron que están listos para arrancar de apertura económica con Venezuela y recuperar lo que se ha perdido desde el 2008.

Sin embargo, en el marco del objetivo para lograr está meta, los comerciantes expresan su preocupación por muchas cosas.

“Es una frontera que lleva siete años cerrada. Entonces el tema de infraestructura se debe trabajar mucho, en la parte de vías […] y pues de conectividad los puentes llevan pues sin ningún tipo de mantenimiento las aduanas en Cúcuta. Y en Venezuela también requieren unas inversiones en la parte logística en infraestructura y el tema de las aduanas también“, expresa Andrea Serrano, gerente de Zona Franca en Bucaramanga.

También puedes leer: Fiscalía abre investigación contra la mujer que llamó ‘simio’ a la vicepresidenta, Francia Márquez

Frente al promisorio panorama comercial, el presidente de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Juan Camilo Rincón Liévano, pide cautela los empresarios.

“Ser cautelosos en cuanto inversiones algunos estén invirtiendo en maquinaria en expansión […] hacerlo de una manera paulatina. Y lo otro es no abandonar todos los mercados que se conquistaron cuando se perdió el principal socio histórico de nosotros, menciona el funcionario.

Y mientras el intercambio comercial se formaliza los empresarios del cuero del calzado le piden al gobierno tramitar los conductos para el pago de las deudas qué dejó el gobierno de Venezuela cuando se cerró la frontera.

Por otro lado, Bogotá es otra de las ciudades que alistan exportaciones a Venezuela.