Tras la detención y suspensión del cargo del gobernador electo, Aníbal Gaviria, en el marco del proceso investigativo que adelanta la Fiscalía en su contra, el secretario de Seguridad, Luis Fernando Suárez, tomó posesión como gobernador encargado de Antioquia ante la asamblea.

‘’Una vez más vengo a este recinto de la democracia con el corazón herido, pero con la frente en alto y la dignidad intacta, a reiterar mi compromiso con Antioquia y con el gobierno y las ideas de Aníbal Gaviria’’, indicó Luis Fernando Suárez.

Según el gobernador encargado, él está nuevamente en estas circunstancias como producto del mismo proceso judicial que el 5 de junio de 2020 privó de la libertad a Gaviria para dirigir en los destinos de Antioquia.

‘’Es el mismo expediente que consideramos injusto, como creemos que es innecesario negarle la posibilidad de defenderse en libertad. Aníbal Gaviria es un hombre íntegro, pulcro, bueno. Que nadie lo ponga en duda’’, agregó Suárez.

El gobernador suspendido de Antioquia Aníbal Gaviria permanece bajo detención domiciliaria, a través de un comunicado en su cuenta de Twitter expresó que se siente consternado y que aportará pruebas  para demostrar su inocencia.