19/10/2017

Durante nueve horas un grupo de 15 profesionales de la salud intervinieron a esta mujer y su pequeño en el Hospital Pablo Tobón Uribe de Medellín. Una fracción del hígado de la mamá fue trasplantado al bebé para salvar su vida.

Si nombre es Andry Fernanda Guerra Hernández y aseguró que “de la enfermedad de Luis Ángel me enteré a los dos meses. Él presentó un color amarillo lo llevé al hospital”. 

El niño tenía atresia de vías biliares, que se desarrolló en una cirrosis avanzada.

Sergio Hoyos, cirujano del Hospital Pablo Tobón Uribe, indicó que “se usó un segmento de la madre, que fue la donante en este caso. Es una técnica bastante compleja pero se logra restablecer por completo la salud del bebé”.

La exitosa cirugía fue hace un mes. Ahora el bebé tiene 11 meses, él y su mamá de 19 años están en perfecto estado de salud.

“Yo fui la donante de Luis Ángel porque para mí no fue fácil verlo en una cama, y  verlo en el estado que él estaba pues yo tocó mi corazón, y gracias a Dios yo estaba en buenas condiciones para ser la donante de él”, agregó la madre. 

El pequeño ríe, juega y se convirtió en una esperanza para los padres de otros niños con una enfermedad similar.

Yolanda Bedoya – CM&