La madre de la menor afirma que no fue una quemadura de la magnitud que menciona el parte médico, de segundo y tercero grado, en rostro y tórax.

Señaló que fue un accidente y que nunca se le informó de un estado de gravedad de la niña.

Yo estoy enfriando un tetero, o sea un vaso de 5 onzas, no una olla de agua ni de alimento, un vaso. Ella me tira la mano como para agarrar el tetero, el vaso me cae. Me cae a mí un poquito en la pierna y a ella en su boca, en los cachetes”, dijo Vanesa Gómez Villanueva, madre de la menor.

Contó que nunca se le informó de una quemadura de tercer grado en el tórax como referenció el informe de las autoridades.

La quemadura de la niña era de segundo grado, en los cachetes y la boca, y que la del cuerpo era superficial”.

Expresó Vanesa que pasó la noche con su hija, que la amamantó toda la noche y que en el centro asistencial le informó de la rápida recuperación de la niña. Luego se ausentó una hora.

Publicidad

A las 8 regreso y veo a mi hija hinchada, estaba súper hinchada, demasiado. Llamo a la doctora y me dice: le pusimos morfina, morfina que es para el cáncer».   

A las 3 de la tarde vio bien a su niña, le dijeron que pasaba a recuperación, pero una hora después recibió la triste noticia.

El centro asistencial dijo que la niña había sufrido quemaduras en el 54 por ciento de su cuerpo.