Iván González Amado es el primer magistrado en renunciar a su cargo en la Justicia Especial para la Paz (JEP) desde la creación de ese tribunal.

La renuncia, que se habría dado por motivos personales, se hará efectiva la primera semana de enero.

González hace parte de la sala de Reconocimiento de Verdad que tenía entre sus responsabilidades el proceso contra los excomandantes de las Farc por reclutamiento y uso de menores en la guerra.

Una de sus últimas responsabilidades fue recibir la versión libre de Carlos Antonio Lozada sobre la supuesta responsabilidad de las Farc en el magnicidio del líder conservador Álvaro Gómez Hurtado.