Las versiones menos alentadoras en el caso de Sara Sofía se desprenden de varios testigos que hablaron con la mamá de la niña antes de que fuera detenida por la Fiscalía, según señala el expediente conocido por NotiCentro1 CM&.

Varias personas dicen que Carolina Galván les dijo sin ningún remordimiento que la niña estaba muerta, y que la arrojó en un caño.

En una declaración rendida ante la Fiscalía una de las trabajadoras sexuales que vivió unos días en una habitación con Carolina Galván, dice que ella le manifestó que la menor se golpeó en la cabeza.

‘’Me comentó que antes de que la niña se durmiera se le había caído y se la había pegado con una tabla (…) dijo que ella sola había ido a tirar a la niña al caño’’.

Otro de los declarantes es un peluquero que tiene su negocio cerca a la casa donde vivía con Carolina Galván. Él dice que un día el CTI llegó a buscar a la mujer, y él le insistió para que confesara.

Publicidad

‘’Inició a preguntarle sobre la niña, como me tenía confianza le di agua (…) y yo le decía mami tu eres como loca, le dije que tú tienes que decir si la niña se murió, yo le decía que a Nixon se lo pueden llevar a la cárcel, y él tiene cuatro hijos’’.

Una vendedora ambulante que se volvió amiga de Carolina, dice que ella tenía un pacto con el padrastro de la niña.

Ella me dijo que tenía una promesa y le pregunte qué promesa: ‘’ella me respondió que me iba a contar pero que no dijera nada y ahí comenzó a contarme que tenía una niña de dos años, que a la niña le dieron una comida tarde, y cuando fueron a despertarla la niña estaba tiesa y fría’’.

En otra declaración, la dueña del pagadiario donde dormía Carolina Galván relata que a ella también le confesó sobre la muerte de la menor.

‘’Carolina lloraba mucho. Le pregunte qué era lo que pasaba y me decía que a ella no le gustaba dormir sola. Esa noche me comentó que la niña de un año se le había muerto, que ella le había dado una comida y le había bronco aspirado’’.

La Fiscalía ordenó realizar un examen psiquiátrico a la mamá de la menor, quien es la única que conoce la verdad sobre el paradero de la niña.