Elizabeth Cifuentes de 30 años y su pequeña hija Melisa Cifuentes de 8 años desaparecieron el pasado 13 de marzo cuando salieron a un centro comercial en Bello, Antioquia con una amiga, pero no regresaron.

Su familia emprendió la angustiosa búsqueda de la mujer que trabaja como operaria de confecciones y de su pequeña. Ninguna tenía amenazas.

“Hemos ido a hospitales, Medicina Legal, hicimos recorrido y nada”, indicó Claudia Flórez, prima de la desaparecida.

Por ahora la familia descarta que la desaparición obedezca a temas personales y creen que podría tratarse de un posible caso de trata de blancas.