La Justicia Especial para la Paz (JEP) negó una solicitud de los abogados de la familia de Álvaro Gómez Hurtado para escuchar como testigo al jefe paramilitar Salvatore Mancuso.

Los magistrados consideraron que en esta etapa del proceso los abogados no pueden solicitar la práctica de pruebas.

El magnicidio del líder Conservador Álvaro Gómez Hurtado es investigado por la JEP desde que varios exjefes de las Farc confesaron su participación en los hechos.

 

Le puede interesar: La pandemia ha impactado el trabajo del sistema integral de paz: Instituto Kroc

 

La familia Gómez ha solicitado nuevas pruebas porque no creen en la versión de los exjefes de las Farc.

Hasta el momento la JEP ha escuchado la versión de Timochenko y Carlos Antonio Lozada, la familia de la víctima ha advertido inconsistencias y vacíos en los testimonios.