La estatua de Sebastián de Belalcázar, ubicada al occidente de Cali, fue derribada hacia las 6 de la mañana de este miércoles, en medio de un paro nacional contra la reforma tributaria que presentó el Gobierno nacional ante el Congreso de la República.

“La estatua estaba siendo custodiada por un grupo de la Policía. Llega un grupo de personas que la derriban, se pide apoyo policial”, informó el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas.

La autoría de esta acción se la atribuyó el pueblo Misak.

“Hemos solicitado a la alcaldía a través de las secretarías correspondientes que adelanten el proceso de restauración inmediata”, añadió el secretario.

No es la primera vez que este tipo de actos se han presentado, el pasado 16 de septiembre de 2020, el pueblo Misak derribó la estatua de Sebastián de Belalcázar en El Morro de Tulcán, en Popayán, señalando que es un acto de protesta por el asesinato de líderes sociales y afectaciones a las comunidades indígenas.