Con las bases de datos de la Registraduría Nacional, los 78 puntos de atención, del Fondo Nacional del Ahorro, se blindarán contra la suplantación de personas y el fraude en los trámites adelantados por los afiliados.

La biometría que se ha venido implementado de manera gradual, luego de que el FNA suscribiera un convenio con la Registraduría Nacional del Estado Civil, permite a la entidad financiera acceder y consultar la base de datos biométrica que cuenta con más de 472 millones de huellas dactilares a nivel nacional, para minimizar el riesgo de suplantación de identidad y el fraude.

Publicidad

El servicio trabaja con más de 400 captores biométricos que cumplen con todos los estándares de seguridad internacionales, disminuyendo el riesgo de identificación falsa y la suplantación de identidad en los trámites presenciales que se realizan en la entidad.

En esta primera fase, la herramienta se utilizará exclusivamente para el trámite de retiro de cesantías, facilitándoles a los consumidores financieros el proceso de validación de información de identidad y agilizando la prestación del servicio.

Para Helmuth Barros Peña, presidente del Fondo Nacional del Ahorro, dijo que la entidad “necesita contar con la confiabilidad dentro de sus operaciones para saber quién es realmente la persona que se atiende. Esto se logra a través de la biometría como recurso que nos ayuda a relacionar las bases de datos de la Registraduría y el FNA y así identificar a los afiliados”.

Redacción internet – CM&