El senador republicano por Florida, Marco Rubio, propone aumentar la cooperación entre Estados Unidos (EUA) y Colombia en materia militar y en la búsqueda de pruebas contra el gobierno de Nicolás Maduro, para «evitar un retroceso irreparable en Latinoamérica».

En una columna titulada «Estados Unidos debe ayudar a Colombia», Rubio indica que el apoyo estadounidense jugó un papel importante en la transformación que ha vivido el país sudamericano en los últimos años, en alusión al Plan Colombia, un programa de ayuda militar en el que Estados Unidos desembolsó desde 2001 casi nueve millones de dólares.

«El aumento de la cooperación entre ambos países es esencial dados los desafíos en la seguridad y estabilidad regional», afirma Rubio, al explicar que esos desafíos están en Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

A su juicio, «la inestabilidad a lo largo de la frontera (de Colombia) con Venezuela está aumentando», por lo que «será necesario estabilizar y controlar esta frontera».

También sostuvo que «narcoterroristas y otros grupos ilegales están llenando el vacío» en esa zona fronteriza, para abogar por «empoderar al presidente (Iván) Duque en su lucha contra el Clan del Golfo», al que califica como «el grupo criminal más grande de Colombia».

Asimismo, Rubio dijo que «Estados Unidos debe trabajar con Colombia para reunir y documentar pruebas que puedan presentarse ante las Naciones Unidas para mostrar cómo (Nicolás) Maduro y su régimen le dan albergue a organizaciones terroristas y redes de tráfico de drogas».