Los mariachis del país salieron este jueves a usar sus guitarrones, trompetas y violines para hacer una serenata pacífica y pedir al Gobierno que los deje volver a las calles y proponen volver a las viejas serenatas de balcón.

Desde que empezó la cuarentena no han podido volver a cantar y pasan una grave situación por cuenta de no poder trabajar.

Y ya el bohemio no pudo alzar su copa para brindar por ella (…) desde hace casi dos meses los intérpretes de la música vernácula, los poetas de la calle, los hijos del pueblo, los herederos de la fiesta popular de dolencia y quebranto viven una historia de tristeza salida como de las propias canciones que han interpretado una y otra vez.

Vicky es hija de mariachis, desde los 17 años de la mano de su padre, interpreta a uno de sus preferidos, el poeta de la desolación marginal, como llamaban a uno de los más grandes: José Alfredo Jiménez.

Como en la canción el destino cambió su suerte (…) junto a su hija Natalia, doña Vicky es de las pocas mujeres que se atrevió a entrar hace muchos años a un mundo de meros machos y volver, volver, volver (…).

Hoy su canción sigue sonando y se convierte en grito desesperado de ayuda.

Publicidad

Como la mayoría de mariachis doña Vicky no tiene dinero, pero tiene mucho corazón, es bohemia, soñadora, trovadora, y espera que ese volver, volver, volver (…) sea un mensaje que vuelva a encender las luces que se apagaron con la pandemia.