María Lucía Bedoya lo perdió todo, tuvo que abandonar la casa donde vive junto a su hijo desde hace 20 años en el barrio Siloé en Cali.

Como ella, otras 185 personas de 40 familias permanecen en un albergue a la espera de que cese el invierno.

 

 

En esta fase proveemos de descanso, atención psicosocial, alimentación, aseo, espacio para animales de compañía“, dijo la subsecretaria de Gestión del Riesgo de Cali, Mónica Jiménez.

Sin embargo en la parte alta de la zona ladera, todavía permanecen varias personas que se rehúsan a salir de sus hogares y esperan una ayuda humanitaria.

 

Hasta el momento no he recibido nada, ninguna ayuda, cuando trato de pedirle me evaden, que me tengo que ir para el albergue, pero no me puedo salir de mi casa, es lo único que yo tengo“, contó la habitante en riesgo Jenny Patricia Caicedo.

Por el invierno las autoridades decretaron la alerta naranja en Cali.

A la fecha 13 personas han muerto por fenómenos asociados a las condiciones climáticas en el Valle del Cauca.