Un total de 12.617 personas, entre ellas exguerrilleros de las FARC, miembros de la fuerza pública y terceros se han sometido a la JEP, cuyo balance de tres años de gestión fue presentado este martes a la Procuraduría.

En ese periodo la Justicia Especial para la Paz ha tomado más de 33.400 decisiones judiciales y acreditado a 308.000 víctimas del conflicto armado colombiano, señaló en su balance la magistrada Patricia Linares.

«Nuestra tarea ha sido materializar y darle vía a una forma de justicia inédita en el mundo, tan esperanzadora como difícil y compleja», dijo Linares sobre la JEP que desde 2018 ha abierto siete macrocasos sobre graves violaciones a los derechos humanos durante más de 50 años de conflicto armado.

Búsqueda de la verdad

Publicidad

La JEP además ha recibido las versiones de 736 comparecientes, de quienes Linares aseguró que esperan «una verdad plena que deberá ser detallada, exhaustiva, minuciosa, pródiga en detalles que alivie el dolor de las víctimas».

Además de las 308.000 víctimas que se han acreditado de manera individual y colectiva en los siete macrocasos; la JEP ha recibido 463 informes sobre violaciones a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario (DIH).

Críticas a intentos de derogar la JEP

El procurador general, Fernando Carrillo destacó que sin la JEP la paz «estaría coja» y criticó a quienes «quieren destruirla, arrasando de paso con otro par de cortes. Gran paradoja, cuando en este momento lo que Colombia necesita es más justicia».

Carrillo se refirió indirectamente a la propuesta del expresidente Álvaro Uribe, quien recientemente insistió en derogar o reformar la JEP.