En medio de la preocupación por la aparición de la cepa ómicron, el Ministerio de Salud advirtió que más de 12.500.000 personas no se han aplicado ni siquiera la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19.

Por eso la entidad dio instrucciones al sector salud para ubicar a estas personas, para iniciar los esquemas, con miras a mitigar los riesgos frente a la posible llegada al país de la variante ómicron.

A propósito de la alarma internacional que ha causado el descubrimiento de esta nueva variante del coronavirus, el infectólogo, José Millán Oñate, dijo a NotiCentro 1 CM& que hay datos sobre que ya está circulando en varios países, “de ahí que es necesario seguir implementando la vigilancia continua, la vigilancia activa”.

Le puede interesar: Grupo Argos autorizó a la junta directiva para tomar decisiones sobre la OPA de Nutresa

El especialista recalcó que “en estos momentos en que existe una baja transmisión del virus en Colombia, hay que fortalecer todas las medidas de vigilancia epidemiológica para poder controlar y disminuir la aparición de nuevos brotes por el Coronavirus”.

La presencia de la variante ómicron representa un gran desafío para todos los sistemas de salud en el mundo. En Colombia las autoridades de salud han señalado que son más los interrogantes, que las certezas sobre la letalidad o resistencia a las vacunas del temido linaje.