Difícil es el panorama luego del voraz incendio ocurrido la noche de este miércoles y que duró aproximadamente dos horas. Al menos 80 casas fueron consumidas en su totalidad por las llamas.

Desesperanza y cenizas es lo que queda del asentamiento Puerto Rico, ubicado al norte de la ciudad de Armenia, al menos 106 adultos y 30 menores quedaron con lo que tenían puesto, pues el sector donde habitaban fue consumido por las llamas y tuvieron que ser reubicados temporalmente en el coliseo del sur.

Según el reporte de las autoridades, 10 personas recibieron atención médica por inhalación de humo, cuatro de ellas fueron remitidas a centros asistenciales y seis evaluadas en la zona.

La conflagración fue atendida por al menos 20 unidades de bomberos de Armenia y varios municipios del Quindío.
A esta hora, las autoridades municipales estudian la forma de reubicar definitivamente a estas 50 familias que anoche lo perdieron todo.