La Gobernación de Cundinamarca, la Empresa de Licores de Cundinamarca (ELC), la Federación Nacional de Departamentos y Representaciones Continental realizaron una donación de 60.000 botellas de agua y 4.000 botellas de alcohol.

Esta iniciativa tiene como fin solidarizarse con los damnificados de Chocó y el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, recientemente afectados por catástrofes de tipo natural.

En ese sentido, las botellas llevarán impresos mensajes de aliento y fortaleza para quienes padecen la situación.

El director ejecutivo de la Federación de Departamentos, Didier Tavera expresó su reconocimiento a las entidades por sumarse a la campaña nacional “Ayudar nos hace Bien” de la Presidencia de la República.