Verónica Gutiérrez decidió instalarse en Colombia hace cuatro años en medio de la crisis migratoria. En Medellín encontró el amor y una familia; también quedó embarazada y confesó que durante los primeros meses de gestación hubo incertidumbre.

“La preocupación porque uno no tiene servicio de salud, no cuenta con eso y es preocupante al inicio pero los nervios y todo pero al ingresar a este sistema hace que la atención sea especial”, cuenta la migrante.

Hoy está a punto de conocer a su hijo. Todo está listo en los pasillos del Hospital General para dar a luz: “Estoy esperando ya el ingreso para una cesárea y una esterilización”, dice Verónica.

También puedes leer: Reportan gigantesco incendio en una fábrica de icopor en Envigado

Más de 400 migrantes venezolanas han sido atendidas en el Hospital General de Medellín en convenio con la Organización Internacional para las Migraciones. Según las estadísticas, el 9%, es decir, 30 son menores

“Estas personas que llegan en calidad de migrantes llegan al hospital de distintas instituciones o llegan de forma espontánea por el conocimiento que tienen de la atención que recibimos en nuestra institución”, expone Mario Fernando Córdoba, gerente del Hospital General.

El servicio incluye la atención del parto, una ayuda clave para evitar desenlaces negativos.