En el municipio El Banco (Magdalena), ya son 14 los corregimientos inundados con más de 4000 damnificados por la ola invernal.

Varias calles de la población en el sur del Magdalena se convirtieron en ríos y la canoa es el único medio de transporte utilizado por miles de familias que se niegan a abandonar sus viviendas inundadas.

Alfredo Benavides Liñan, un damnificado de la región, sostuvo que la situación “en estos momentos es crítica, está horrible. Necesitamos el apoyo nacional, que nos ayuden con todo lo que más puedan, estamos hablando de 400 familias. Todo el mundo inundado y niños enfermos con muchas epidemias”.

Ante la grave emergencia que mantiene, literalmente, con el agua hasta el cuello a miles de familias, las clases fueron suspendidas.

Luz Dary García, otra de las afectadas por la ola invernal en la región, dijo que la situación “es muy crítica porque se suspendieron las clases de 500 estudiantes y el servicio de nueve hogares de Bienestar Familiar donde le daban la alimentación a 12 niños por hogar”.

Los comerciantes afectados cerraron sus establecimientos, y cuestionan al Gobierno nacional por no hacer nada para evitar estas inundaciones, mientras que las autoridades locales aseguran que con lo poco que tienen, tratan de afrontar la emergencia.

«Tenemos el corregimiento del Cerrito prácticamente en el agua, estamos pidiéndole al Gobierno nacional que nos ayude, que no nos abandone en este momento que tanto lo necesitamos, también se nos han activado las epidemias en salud”, explicó Elías Júnior Lucreta, secretario de Planeación y Obras Públicas de El Banco.

Publicidad

Las autoridades con los organismos de socorro adelantan el censo para determinar el número de damnificados por la ola invernal.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1