La violencia que parece no tener fin volvió a sacudir los campos de Colombia con la masacre este domingo de ocho campesinos recolectores de café en una finca de Betania, Antioquia.

La nueva masacre fue perpetrada en una finca del caserío de La Julia, en el municipio de Betania, Antioquia hasta donde llegaron unos diez hombres que abrieron fuego contra los recolectores de café que estaban en un dormitorio en donde había 14 campesinos.

«Hombres fuertemente armados irrumpieron la madrugada de este domingo en una de las fincas cafeteras de la vereda La Julia y dispararon a las personas que estaban en el alojamiento en donde había cerca de 14 recolectores, dejando como saldo siete muertos y tres heridos, pero uno de esos heridos falleció», afirmó el alcalde de Betania, Carlos Mario Villada.

Le puede interesar: Colombia registra 7.924 nuevos contagios y 183 muertes por COVID-19

Esta matanza sigue a una ocurrida el pasado 3 de noviembre en la que cinco personas resultaron asesinadas en una zona rural del municipio de Nechí, también en Antioquia, donde atacaron a tiros a quienes departían en un billar.

Villada explicó que en esta parte del país opera el Clan del Golfo, la mayor banda de delincuencia surgida del paramilitarismo, y que está en disputa con una de sus disidencias por el control de la cadena del narcotráfico.

Publicidad

El gobernante explicó que la numerosa presencia de recolectores de café, que llegan desde diferentes lugares del país, se debe a que en esta época del año en Antioquia se recoge la cosecha del grano, actividad que requiere mucha mano de obra no calificada.

Por otro lado, también se reportó el asesinato de otras cinco personas en el caserío de El Mango, de la localidad de Argelia, en el departamento del Cauca.

«Un hombre atenta contra la integridad de siete personas dejando como resultado cinco de estas fallecidas y dos heridos», dijo el funcionario sin dar detalles de lo ocurrido.