Hay consternación en Cali tras la masacre de cinco adolescentes en un barrio del oriente de esa ciudad.

La tranquilidad de la noche fue irrumpida en el barrio Llano Verde, oriente de Cali, con una masacre de cinco adolescentes cuyos cuerpos fueron hallados en unos cañaduzales.

«Residentes del sector amigos entre ellos que habían salido de sus hogares temprano y posteriormente fueron acribillados», afirmó Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali.

Una salida a elevar cometa terminó en tragedia para los jóvenes de 14 y 15 años, uno de ellos identificado como Álvaro Caicedo, quien cursaba octavo grado y era el mayor de cuatro hermanos.

Publicidad

«Era un niño de mucho amor, de triunfar, de echar pa’lante, de vivir, un niño de esa edad, con muchas ganas de vivir», aseguró el padre de Álvaro.

Las familias que hoy lloran a sus seres queridos esperan que pronto den con la captura de los responsables.

«Trabajamos en semillitas, un grupo que tenemos aquí en Llano Verde para que los niños no caigan en delincuencia, siempre compartía conmigo», dijo la tía de una de las víctimas.

Con este múltiple crimen se completaron once homicidios en tan solo 24 horas. Las autoridades adelantan un consejo extraordinario de seguridad.