Ocho jóvenes fueron asesinados por desconocidos en Samaniego (Nariño), tan solo días después de que cinco adolescentes aparecieran muertos en otra masacre en Cali.

La denuncia la hizo este domingo el gobernador de Nariño, Jhon Rojas, quien señaló en sus redes sociales que una «incursión de hombres armados» en una zona rural del municipio de Samaniego dejó «ocho personas asesinadas y otras heridas».

La masacre fue perpetrada en la vereda de Santa Catalina donde, según versiones extraoficiales, los jóvenes estaban en una casa de campo.

El gobernador aseguró que la presencia de grupos armados en el departamento viola el Derecho Internacional Humanitario (DIH) y «sume en el terror a comunidad», por lo que hizo un llamado: «No al derramamiento de sangre en Nariño».

Publicidad

«Nuestras condolencias a los familiares de los ocho jóvenes asesinados anoche en Samaniego, también a la familia de una adolescente ultimada en horas de la mañana. Registramos en dos meses más de 20 homicidios en Samaniego», expresó Rojas.

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, condenó la masacre y aseguró que desde esta madrugada el Ejército y la Policía están en el lugar investigando lo sucedido.

«Ordené a los generales Enrique Zapatero (comandante del Ejército) y Jorge Vargas (director de Seguridad Ciudadana de la Policía) que se desplacen a la zona. Vamos a llegar al fondo y dar con los autores de este crimen», indicó Duque en cuenta de Twitter.

Frente a esto, el Ejército precisó que en la madrugada de este domingo el CTI de la Fiscalía y la Policía Judicial trasladaron los cadáveres desde el lugar de la masacre hasta la cabecera de Samaniego, donde determinarán las circunstancias de la matanza.

«La Fuerza Pública, en un trabajo coordinado e interinstitucional, a esta hora mantiene las operaciones militares en el sector para proteger a la comunidad y apoyar a los entes judiciales», aseguró la institución en un comunicado.

En Nariño operan distintos grupos armados ilegales, desde la guerrilla del ELN y disidencias de las Farc y múltiples bandas dedicadas al narcotráfico.