La Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia acaba de establecer que quienes están pensionados hoy por Colpensiones, y en algún momento de su vida se fueron a un fondo privado, pero regresaron al fondo público, pueden solicitar la anulación de ese traslado al fondo privado, para conservar mayores beneficios pensionales.

“Con el nuevo criterio de la Sala Laboral es muy importante para las personas que ya están pensionadas por Colpensiones, con esta nueva variante pueden pedir la declaratoria de ineficacia de su régimen de traslado pensional y pedir la reliquidación de su pensión de vejez ¿Y ello qué va a implicar? Un mayor valor de la pensión”, declaró el presidente de la Sala Laboral de la Corte, Iván Mauricio Lenis.

Le puede interesar: Corte Suprema: solo se podrán anular los traslados de quienes están pensionados por Colpensiones

Este fallo le servirá a quienes están pensionados hoy por Colpensiones, pero en algún momento de su vida laboral se pasaron a un fondo privado sin la debida orientación o información.

“Se trata de afiliados que estando en el régimen público se trasladaron al RAIS y se dieron cuenta que no tomaron una decisión informada, y que las condiciones de su pensión al momento de adquirir los requisitos serían mejores en el régimen público y no en el privado”, agregó Lenis.

“¿Cuáles son las consecuencias prácticas? Que la persona, al declararle la ineficacia del traslado, recupera las condiciones en las que se encontraba en el sistema público de pensiones, eso es, en algunos casos, recuperar el régimen de transición”, puntualizó.

Le recomendamos leer: Perturbadores detalles entrega la policía de las masacres en Santander y Barranquilla

El fallo que permite anular los efectos de los traslados a fondos privados, que un pensionado por Colpensiones efectuó en el pasado, le puede ayudar a obtener una mayor pensión con el incremento de la ‘tasa de reemplazo’, indicador que se usa a la hora de otorgar la pensión.

El caso que provocó la decisión era el de una mujer, pensionada por Colpensiones con una tasa de reemplazo del 69%.

Dicha cifra aumentó a un 90% cuando la Corte Suprema ordenó la anulación de un traslado que le aparecía en el año 1998 con el fondo privado Porvenir.