Con una nueva realidad política, la Plenaria del Senado acaba de aprobar, por 74 votos a favor y solo 22 en contra, el acuerdo medioambiental de Escazú, que viene en trámite desde el cuatrienio pasado.

Las mayorías petristas aprobaron el acuerdo, que contó solo con la oposición de senadores del Centro Democrático y Cambio Radical, principalmente.

Le puede interesar: Emergencia en colegio de Bosa por intoxicación masiva de estudiantes

El Acuerdo de Escazú es un tratado internacional que fue suscrito por el Estado colombiano y que debe ser aprobado por el Congreso de la República.

Busca proteger a los líderes medioambientales y dar información más precisa sobre los proyectos de desarrollo y su impacto en el ecosistema.

Ahora el proyecto pasa a la Cámara de Representantes, en donde debe surtir los dos debates pendientes en la Comisión Segunda y en la Plenaria.