El presidente de la República, Iván Duque, desde el sitio Carpa Azul de la vereda La Fila, en el municipio de Icononzo [Tolima], reiteró su compromiso con los excombatientes en proceso de reincorporación. 

“Este diálogo no es político. Respeto la orientación política que puedan tener la comunidad y los excombatientes. A mí me tiene sin cuidado la militancia en un partido; a mí lo que me interesa es el bienestar de la comunidad y de los excombatientes. Por eso, yo saco la conversación del plano político, para concentrarnos en el desarrollo, que es lo que nos corresponde”, indicó el mandatario.

El jefe de Estado resaltó que al Gobierno le interesa “es que en este trabajo seamos exitosos”, por el bienestar del proceso de reincorporación de los ex-Farc.

En esta reunión, la tercera visita de Duque a un ETCR, también participaron representantes de los 285 excombatientes que permanecen en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación en Icononzo (Tolima).

Durante el evento, además, estuvo presente la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, ministros y otros altos funcionarios del Gobierno nacional, así como embajadores y jefes de misiones diplomáticas acreditadas en Colombia, altos mandos de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, empresarios y representantes de los gremios.

El presidente exhortó a los reincorporados a no creer en la “falsa división” entre amigos y enemigos de la paz.

“Este Gobierno tiene un gran compromiso con las comunidades que están en la reincorporación. Aquí, en Colombia, para este Gobierno, no existe esa falsa división de amigos y enemigos de la paz que, por años, utilizaron para exacerbar odios con propósitos electorales; aquí estamos realmente comprometidos en hacer esto”, concluyó.