El toque de queda nocturno para el 24 y el 31 será un hecho en Medellín según el alcalde Daniel Quintero, quien manifestó la gran preocupación por el aumento de contagios COVID durante las festividades navideñas.

“Hay una preocupación muy grande sobre lo que va a hacer el 24 y el 31 en el mundo entero y eso que ellos no saben cómo es Navidad en Medellín”, indicó Daniel Quintero.

El alcalde advirtió que el riesgo es aún más alto en Medellín que además tendrá un inminente pico COVID en enero.

Habitantes de Medellín en su mayoría están de acuerdo con las medidas preventivas.

Entre otras restricciones, Medellín se acogió a la circular del Gobierno nacional sobre nuevos horarios para bares, discotecas y venta de licor.

Publicidad

Medellín tiene 2.300 casos positivos de los cuales están activos 886 y el nivel de ocupación en UCI está en 83% de las 862 camas habilitadas 720 están ocupadas y solo quedarían 100 disponibles.