El Instituto Nacional de Medicina Legal detectó rastros de ADN del ingeniero Jorge Enrique Pizano, en el recipiente de cianuro, que fue encontrado en la casa del testigo estrella del caso Odebrecht.

Según explicó el director de la entidad, Carlos Valdés, las muestras biológicas fueron identificadas en dos bolsas, y en el recipiente que encontró el CTI de la Fiscalía.

“Se obtuvieron muestras con hisopo, es decir con algodón, producto de la limpieza cuidadosa de cada uno de estos elementos. Esas muestras se llevaron a análisis para detección de ADN […], el análisis duró hasta el día de ayer y arrojó positivo para ADN, horas más tarde arrojó que era positivo para ADN masculino”, explicó Valdés.

Asimismo, indicó que horas más tarde se determinaron dos cosas: “El ADN de la bolsa externa, de la bolsa interna y del contenedor correspondían a la misma persona; lo segundo que se pudo identificar es que ese ADN correspondía a un ser humano de sexo masculino y lo tercero que se hizo fue hacer el análisis por separado del ADN […], se procedió a hacer el estudio genético similar de las muestras que aún conservamos del señor Alejandro Pizano y se pudo comprobar que las muestras son totalmente compatibles ”.

Medicina Legal estableció, tras realizar varios estudios, que los restos biológicos corresponden a los del fallecido ingeniero.

De otra parte, el director de Seguridad Ciudadana de la Fiscalía, Luis González, señaló que los investigadores avanzan en la recolección de más evidencias, como videos de cámaras de seguridad, para esclarecer los hechos que rodearon la muerte de Pizano y de su hijo Alejandro.