En la cuarta sesión del juicio a los patrulleros de la Policía señalados de participar en la muerte de abogado Javier Ordóñez, la Procuraduría interrogó a un perito de Medicina Legal para explicar la necropsia al cuerpo de la víctima.

En su declaración, el experto confirmó que la muerte es de tipo violenta y aseguró que los golpes no fueron autoinfligidos, sino producidos por terceros.

Además, explicó que la casusa exacta de la muerte fue producto de una hemorragia interna por el estallido de uno de sus riñones.

Debido a la rotura del riñón y el bazo se llenó de sangre. Digamos que simultanea y hace que haya una hemorragia en esos tejidos”, dijo el médico forense Francisco José Calle.

El perito advirtió que el estallido del riñón se pudo haber producido por una patada, y no por las descargas con la pistola taser, dado que esas heridas serían superficiales.

Publicidad

Cabe recordar que en el juicio el patrullero de la Policía Damián Rodríguez acusó a su compañero Juan Camilo Lloreda de golpear a Javier Ordóñez en las instalaciones del CAI del barrio Villa Luz, en Engativá, al occidente de Bogotá.