Un llamado urgente al Gobierno para que adopte medidas de control de precios de tapabocas, máscaras N-95, batas quirúrgicas, gafas protectoras y demás elementos de protección para el personal de la salud, formularon la Federación Médica Colombiana y el Colegio Médico de Bogotá.

En momentos en que las cifras de contagio del coronavirus COVID-19 van en aumento, los profesionales de la salud advirtieron sobre el riesgo de desabastecimiento de elementos y la especulación con los precios.

“El Gobierno ha hecho oídos sordos a la petición de centralizar las compras de los elementos de protección y de regular los precios de estos implementos”, afirmó el presidente de la Federación Médica Colombiana, Sergio Isaza.

En el mismo sentido, se pronunció el presidente del Colegio Médico de Bogotá, Hernán Bayona, quien denunció que algunos revendedores están aprovechando la alta demanda de este tipo de elementos.

Un estudio divulgado por la Veeduría Distrital, revela que el 94 por ciento de los hospitales y clínicas de Bogotá reportan aumentos significativos en los precios de los elementos de protección y bioseguridad para el personal de la salud.

El veedor del Distrito, Guillermo Rivera, hizo un llamado al Gobierno nacional para que, en la medida de sus competencias, regule los precios de estos insumos, aunque reconoció que la alta demanda mundial dificulta adoptar medidas de control en este sentido.