El Ministerio de Salud endureció la regulación a las EPS y a los prestadores de servicios a fin de mejorar la atención a los usuarios y simplificar trabas que se presentan para atender a los afiliados al sistema.

“El sistema tiene que modularse. Vamos a un sistema mucho más regulado”, afirmó el ministro de Salud, Fernando Ruíz, al presentar los alcances del decreto 441 de 2022, en el que se dictan disposiciones para mejorar y agilizar los servicios y tratamientos médicos.

Algunas de las medidas que implica esta norma son:
Decreto 441 de 2022

Establece mecanismos de protección a los usuarios.

Regula la facturación de servicios médicos.

Reglamenta el pago de tratamientos y tecnologías .

Elimina autorizaciones para atender cáncer y VIH.

Evita desplazamientos del usuario y demoras.

Tras conocer el nuevo paquete de medidas para el sector salud, el Director de la Asociación de Hospitales y Clínicas, Juan Carlos Giraldo, reconoció los esfuerzos del Gobierno por mejorar y agilizar los procesos de contratación de servicios, pero al mismo tiempo planteó el interrogante sobre ¿cómo hacer que las EPS cumplan estas nuevas normas?

Lea también: Video: Mujer trans disparó con arma traumática a policías en Barranquilla

El ministro Ruíz planteó un revolcón en la contratación de servicios entre las EPS y los Hospitales y Clínicas. Al respecto manifestó que el espíritu de la norma es que “las relaciones entre prestadores y aseguradores sean reguladas y estables”.

Ruíz hizo la siguiente advertencia a las EPS: “nosotros no podemos seguir en un sistema donde se radica una red ante la Supersalud y al otro dia la red es otra. Eso no le sirve al paciente ni las EPS pueden creer que pueden tener una reputación y una legitimidad a largo plazo si las relaciones no tienen estabilidad”.

Abogó por un sistema en el que “los prestadores y los ciudadanos tengan la garantía de una estabilidad en las condiciones”.

Lea también: Video: En un costal abandonaron el cuerpo sin vida de una mujer tras salir de una entrevista

También se refirió al llamado acuerdo de punto final, con el que se ha pretendido sanear las cuentas pendientes del sistema de salud. “Aquí no va a haber mucha más plata para más rescates.

Esto se termina aquí señores. Y tenemos que tomar seriedad de que este sistema va hacia esa visión de un sistema estabilizado, regulado, donde el Ministerio, la Superintendencia y la Adres ejercen una rectoría, donde la información va a ser cada vez más importante”.