El Ministerio de Justicia, el Inpec, la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec) y la Fiduprevisora establecieron una serie de acciones que buscan proteger del contagio de coronavirus a la población privada de la libertad, al personal de guardia y administrativo de los centros de reclusión.

Estas medidas son adicionales a las que ya ha adoptado el Gobierno nacional:

Algunas de las medidas adicionales a las que ya ha adoptado el Gobierno, consisten en implementar el protocolo requerido para verificar las condiciones de salud de quienes ingresen a estos centros.

También se instruyó al Fondo Nacional de Salud para la Población Privada de la Libertad para que adquiera y suministre elementos de aseo como gel antibacterial y jabón, para el adecuado lavado y limpieza de manos. 

Los centros penitenciarios cuentan con disponibilidad de medicamentos como analgésicos, antiinflamatorios y antihistamínicos en todos los establecimientos, así como los elementos médicos necesarios para la toma de muestras y exámenes iniciales.

Por otra parte, la ministra de Justicia y del Derecho, Margarita Cabello Blanco solicitó a los familiares de las personas privadas de la libertad limitar sus visitas. “Les pedimos su máxima colaboración en estos momentos de emergencia sanitaria, ya que lo que está en juego es la salud de los internos y de ustedes mismos».

Finalmente, se adelantarán campañas pedagógicas y se distribuirán volantes informativos para el autocuidado.