Dos hechos violentos que involucraron a dos menores de edad en Barranquilla en las últimas horas, mantiene en alerta a los habitantes de esa ciudad. En uno de ellos, un menor de cuatro años fue apuñalado por su padre, quien después se quitó la vida, mientras que por otro lado se presentó una balacera, donde una joven estudiante de 14 años fue víctima de una bala.

El sujeto que se quitó la vida, luego de herir con un cuchillo a su hijo de cuatro años, fue identificado como Julio César Caballero Robles de 35 años. El hombre tomó esta fatídica decisión, tras tener una fuerte discusión con su esposa.

Al respecto, el coronel Gelver Yecid, comandante operativo de la Policía de Barranquilla, dijo que “a raíz de las declaraciones que da a la prensa la pareja sentimental, se pudo establecer que el individuo tenía la intención de asesinar al menor que también es hijo suyo”.

De otra parte, en una balacera desatada entre delincuentes y policías, una menor de 14 años de edad quedó gravemente herida cuando recibió un impacto de bala a la altura del cuello. La Policía se percató que varios sujetos iban a realizar un asalto y reaccionaron.

Kelly Puccini, madre de la menor indicó que “la niña vio que la hermana cae al suelo y ella le dice al Policía que por favor no siga disparando que su hermana está herida y aún así los policías siguieron disparando”.

Los bandidos tras ver a los uniformados empezaron a disparar y los primeros reaccionaron con sus armas de dotación. En medio de la balacera una adolescente de 14 años que se dirigía al colegio resultó herida.

La Policía capturó a un sujeto conocido en el sector como “Coco”, quien sería el presunto responsable del hecho. Según las primeras indagaciones de las autoridades, el hoy aprehendido, hace diez días había sido capturado por otro atraco, pero había quedado en libertad.