En confusos hechos, un niño resultó herido por una bala perdida cuando con su madre acompañaba un sepelio. Varios de los asistentes tuvieron una confrontación e intentaron llegar a unas ventas estacionarias del lugar. Una mujer vecina fue capturada como presunta responsable.

Por una calle del barrio Santa María apareció otro cortejo fúnebre que coincidió en la vía pública con el funeral en el que iba el niño.

 

Podría leer: Senador Benedetti dice que no aspirará al Congreso

 

Los hechos fueron confusos, la mamá del menor escuchó disparos y un primo que lo llevaba en hombros, vio caer al menor.

“Venían dos entierros. Al niño lo llevaba un muchacho aquí en el cuello. Cuando se formó la balacera, ella siente que el niño se cae del cuello del joven. Y cuando ella lo ve en el suelo con sangre, lo cargó. Lo auxiliaron y lo llevaron al Paso Santa María. En el Paso Santa María le dieron los primeros auxilios. De ahí lo trasladaron para acá”, explicó su abuela, Rosalba Villa.

 

Quizás le interese: Aída Merlano sí influyó en la fuga de su madre: Fiscalía

“El niño se encuentra muy mal de salud. Al niño se le arrojó la balita en el maxilar inferior, está malito. Está delicadito. Se encuentra en UCI”, añadió.

“En ese sector la comunidad señala a una persona que va huyendo del sitio, alcanzan a esta persona, es una mujer de 44 años quien en su poder tiene un arma de fuego, calibre 38”, aseguró el coronel John Sepúlveda, comandante Operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla

Familiares del niño, recluido en el Centro Asistencial Adelita de Char, pidieron el traslado del menor a otro centro asistencial.