“El valor de una mujer no tiene precio”, fue el mensaje de la primera dama, María Juliana Ruiz, luego de hacer presencia en el sector Paraíso, en Riohacha (La Guajira).

Allí habita la comunidad wayúu Jarijiramana, con el cual exalta el rol de las mujeres y, a su vez, rechaza cualquier acto de violencia en contra de ellas.

“Desde esta tierra preciosa, de paisajes con colores vibrantes, de gente alegre, de una cultura que se expresa a partir de la identidad y el arraigo, hoy quiero hacer un reconocimiento a la mujer colombiana, particularmente a las wayúu».

María Juliana Ruiz señaló que las mujeres de esa región «cuyo carácter aguerrido se forja en la adversidad del desierto, cuyas manos laboriosas tejen historias de vida y se convierten en enseñanza y fortaleza para las familias”.

De esta manera, la primera dama hace un llamado a los colombianos para que se unan a la voz de rechazo en contra de la explotación sexual, la trata de personas y cualquier forma de violencia hacia las mujeres.

En su recorrido por el Paraíso, donde habitan cerca de 60 familias wayúu, la señora María Juliana Ruiz habló con varias de las mujeres de la comunidad, quienes le agradecieron su apoyo y se sumaron al rechazo absoluto contra cualquier acción que viole sus derechos fundamentales.