La exconcejal de Bogotá, Sandra Castellanos, a través de sus redes sociales, compartió un duro momento que tuvo que vivir como madre, pues su hija de 15 meses estuvo a punto de ahogarse.

“Mi bebé ya no estaba se había ido, su color gris, sus labios morados, ¡yo solo podía gritar y pedir misericordia al Dios viviente que servimos!” afirmó Sandra.

Sandra Castellanos, quien junto con su esposo Lua Guerra Filho, son pastores en la iglesia Misión Carismática Internacional, comentó la historia de todo lo que sucedió en este preocupante momento.

Le puede interesar: Condenan a dos cementeras por $19 mil millones por contaminar cultivos de arroz durante 38 años

Todo inicia cuando ve a su bebé, Zara Esther, flotando boca abajo en una piscina; cuando Sandra la saca del agua, la niña presentaba un color grisáceo en su piel, los labios morados y no se sentía ningún signo vital.

Momentos después de que llega el esposo de Castellanos, el hombre intenta hacerle primeros auxilios a la niña sin ver mayores resultados en su estado, por lo que deciden rápidamente acudir a un centro de atención médica.

Mientras acudían al lugar, Sandra cuenta que la niña de un momento a otro volvió a la vida; sin embargo, aún seguían con el miedo de que la bebé sufriera problemas neurológicos o en sus pulmones por el accidente que sufrió.

Le puede interesar: Cuatro de los cinco capturados por el asesinato del fiscal Marcelo Pecci aceptaron cargos

“Lloró por más de dos horas y ahora solo orábamos porque ninguna secuela quedara en ella, ni en sus pulmones, ni neurológica”, afirmó a través de Instagram.

Sandra Castellanos, confirmó que su hija se encuentra bien de salud y no hubo ninguna secuela grave.

A través de sus redes contó la historia que ha tenido muchas reacciones, han expresado su apoyo y empatía en el momento tan grave de angustia.